Sin duda uno de los destinos que debes conocer es Marruecos y se encuentra en el continente africano. La verdad es bastante sencillo viajar allí y descubrir todas las maravillas que tiene. En primer lugar, te contaremos lo que debes hacer si tienes este lugar en tu lista por explorar:

    • Disponer de un pasaporte en vigor por un mínimo de 3 meses, posteriormente verificar en este listado si necesitas tramitar un visado por tu nacionalidad. De ser así, requieres reunir todos los documentos que aquí se indican, que no son difíciles de conseguir.

    • El costo de la visa depende de cuántos días será tu viaje, desde España tiene un costo de 20 euros de 1 a 10 días.

    • Muy importante, entre los documentos que te solicita el consulado de Marruecos está la reserva de hotel y boletos de transporte con fecha de regreso. Por tanto, una vez verifiques si necesitas visa, es primordial que procedas con estas reservas ya que necesitas llevarlas a la embajada y ahí verifican la cantidad de días de tu estancia en Marruecos.

    • No necesitas previa cita para ir al Consulado de Marruecos.

    • Es recomendable proceder con la solicitud con una antelación de 15 días laborables respecto a la fecha de viaje prevista.

Aunque no lo creas, desde España puedes encontrar buenas promociones de vuelos desde 40 euros ida y vuelta, solo es cuestión de no desistir y estar en constante búsqueda.

Antes de llegar a Marruecos, te recomendamos contactar con una agencia de viajes, ya que cuentan con diferentes paquetes y le facilita a los turistas escoger cuáles sitios son de su principal interés. Mi amiga y yo elegimos el tour que incluía antiguas ciudades fortificadas, llamadas Kasbahs, y entrar en contacto con la gente de los poblados bereberes que en ellas viven. Además, de la ciudad de Marrakech, el desierto y los maravillosos paisajes del Atlas.

Y ahora sí, empacamos las maletas y nos fuimos a Marruecos!

Llegamos al aeropuerto de Marrakech y efectivamente, el representante de la agencia nos estaba esperando y nos trasladó al hotel.

La moneda marroquí es el Dirham y la puedes cambiar en el aeropuerto de Marrakech o en cualquier casa de cambio. Lo mejor de todo es que los comercios aceptan euros, en tal caso estés viajando desde algún país de la Unión Europea (UE).

Al día siguiente, desde temprano emprendimos nuestro tour, atravesamos las montañas del Alto Atlas, por el puerto más alto del país Tizi en Tichka (2.260m de altitud) con una vista impresionante. Luego recorrimos pueblos interesantes hasta llegar a una kasbah de Ait Benhaddou (declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987), a modo de poblado de arcilla y piedra con edificios rodeados por grandes murallas. Esta ciudad ha sido el escenario de películas muy famosas como La Momia, Jesús de Nazaret, Gladiator, El Príncipe de Persia: Las arenas del tiempo, entre otras.

 

 

A la hora de comer, les gusta mucho compartir en familia y así disfrutar sus alimentos. Sus platos típicos tienen entradas como ensaladas, sopas; el plato fuerte es bastante completo ya que el pollo o carne vienen siempre acompañados de arroz, vegetales o papas fritas y en el plato de cierre se puede escoger entre frutas como sandía, naranja, melón o un postre, el pan no podía faltar en la mesa.

 

La emoción era notable el próximo día, era el instante de partir al desierto con los dromedarios. En nuestro largo camino de Marrakech al desierto de Merzouga, hicimos una parada para visitar las impresionantes Gargantas del Todra, uno de los lugares más visitados y turísticos de Marruecos.

Antes de llegar al desierto, nos detuvimos para comprar turbantes y a hacernos tatuajes de henna. Y lo más importante, comprar botellas de agua para no deshidratarnos. El calor en el mes de Junio puede llegar hasta los 35ºC pero en los meses de Julio y Agosto las temperaturas alcanzan hasta 42ºC y 45ºC por lo que hay que se recomienda el uso constante de protector solar si decides viajar a este destino en estos calurosos meses.

Y el momento más esperado por fin llegó, nuestra excursión en dromedario! Durante la travesía, se hizo una parada para ver la puesta de sol hasta llegar al corazón del desierto. Te aconsejamos usar ropa cómoda (pantalones o ropa holgada) ya que el trayecto no es tan corto y puedes lastimar tus piernas.

 

No existe descripción alguna para esta experiencia, es como estar en un lugar definitivamente mágico lleno de paisajes incomparables e indescriptibles. Esperamos el atardecer más maravilloso que jamás haya visto, algunos fueron aventureros y se lanzaron desde el sandboard, desafiando la arena del desierto y la altura de las dunas. A la llegada, nos esperó un excelente y reparador té, una exquisita cena bereber, todo ello amenizado con la música de los tam-tam (tambores), disfrutando de una noche única e inolvidable, gracias a la gran cantidad de estrellas que aparecieron poco a poco iluminando el hermoso cielo que quedará por siempre en nuestras memorias.

El amanecer en el desierto fue espectacular, a eso de las 5:30 a.m. salía el sol radiante entre las dunas dejándonos sin palabras. Nuestros dromedarios pasaron la noche con nosotros en el desierto, listos para nuestra travesía nuevamente. El regreso a Marrakech fue bastante largo, aproximadamente 10 horas de camino pero definitivamente valió la pena!

Desde luego, es una de las aventuras más encantadoras que he tenido, para la que no encuentro descripción alguna. Al punto que aún sigues encontrando arena en tus zapatos después de lavarlos! Pocos son los lugares que quedas atrapado por siempre. Gracias Marruecos por ser uno de ellos!!!

Author

3 Comments

Write A Comment